Nosotros

Perfil del Estudiante

A lo largo de su formación, un estudiante del Colegio Colombo Americano CAS desarrolla su dimensión ética, espiritual, socio afectiva, cognitiva, psicomotriz y estética y evidencia en su ser y en su actuar:

  • Alto sentido de pertenencia a la institución, respeto por los principios establecidos en su filosofía y una clara vivencia de los valores que lo identifican como colomboamericanista.
  • Conocimiento respetuoso del pasado histórico, participación activa en el presente, y actitudes que le permiten ejercer un liderazgo transformador en la construcción de una sociedad más justa y más humana.
  • La interiorización y vivencia de los valores vertebrales de la institución como los son: el respeto, la responsabilidad, la solidaridad y la autonomía, para lograr personas armónicas consigo mismas, con los demás y con su entorno.
  • Alta autoestima basada en el conocimiento y aceptación de sus fortalezas y debilidades que le permiten una apropiación de autovaloración para proyectarse como una mejor persona.
  • Mentalidad abierta y universal manifestada en el conocimiento y aprendizaje del inglés como lengua extranjera, utilizándola como medio para conocer otras realidades culturales y científicas.
  • Pensamiento analítico, reflexivo, crítico y creativo en la toma de decisiones y solución de conflictos, profundizando en el análisis de su realidad y desarrollando un marcado interés por la investigación.
  • Relación positiva con el conocimiento y la lectura que lo lleva a una actitud permanente de aprendizaje a la largo de su vida.
  • Participación en la construcción de un proyecto de vida autónomo que favorezca el conocimiento individual y colectivo.
  • Constante relación con Dios que le permita desarrollar su espiritualidad dando sentido y orientación a su vida.
  • Constante evolución de su potencial, entendido como fortalecimiento de competencias, desarrollo de habilidades y destrezas indispensables, para desempeñarse de manera excelente y eficiente en los diferentes campos.
  • Valoración y respeto por la dignidad humana, reconociendo derechos y deberes en sí mismo y en sus semejantes.
  • Una verdadera conciencia y compromiso social que motive a participar activamente de proyectos que buscan el bien común.