Formación y liderazgo

Proyecto Ambiental

El Proyecto Ambiental Escolar, PRAE, tiene como objetivo desarrollar dentro de la comunidad educativa una cultura ambiental y ciudadana por la protección, el manejo y la conservación. Este proyecto de educación ambiental busca generar un impacto local y nacional a través del desarrollo de valores, actitudes y comportamientos que se enfoquen tanto en respetar y cuidar el medio ambiente como en proponer cambios en la cultura y convertir a los miembros de nuestra comunidad en ciudadanos responsables y comprometidos con el planeta.

La política ambiental de esta institución educativa se rige por los siguientes principios:

1. Optimizar el consumo de los recursos naturales y las materias primas.
2. Aumentar la eficiencia energética, utilizando energéticos más limpios.
3. Prevenir y minimizar la generación de cargas contaminantes.
4. Prevenir, mitigar, corregir y compensar los impactos ambientales sobre la población y los ecosistemas.
5. Adoptar tecnologías más limpias y prácticas de mejoramiento continuo de la gestión ambiental.
6. Minimizar y aprovechar los residuos.

El Proyecto Ambiental Escolar, PRAE, tiene como objetivo desarrollar dentro de la comunidad educativa una cultura ambiental y ciudadana por la protección, el manejo y la conservación. Este proyecto de educación ambiental busca generar un impacto local y nacional a través del desarrollo de valores, actitudes y comportamientos que se enfoquen tanto en respetar y cuidar el medio ambiente como en proponer cambios en la cultura y convertir a los miembros de nuestra comunidad en ciudadanos responsables y comprometidos con el planeta.

La política ambiental de esta institución educativa se rige por los siguientes principios:

1. Optimizar el consumo de los recursos naturales y las materias primas.
2. Aumentar la eficiencia energética, utilizando energéticos más limpios.
3. Prevenir y minimizar la generación de cargas contaminantes.
4. Prevenir, mitigar, corregir y compensar los impactos ambientales sobre la población y los ecosistemas.
5. Adoptar tecnologías más limpias y prácticas de mejoramiento continuo de la gestión ambiental.
6. Minimizar y aprovechar los residuos.